Por qué es importante mantener tu sitio web

Por qué es importante mantener tu sitio web

El mantenimiento de tu sitio web es un trabajo periódico de gran importancia. Al igual que ocurre con un vehículo, una puesta a punto periódica nos va a garantizar que nuestro sitio web está operativo en todo momento.

Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

La tecnología avanza inexorablemente con el tiempo y unas mejoras se suceden a otras. Se optimiza el código para que el sitio web responda con mayor velocidad, se incorporen nuevas funcionalidades o se eviten posibles ataques y hackeos.

En este artículo vamos a describir las tareas básicas de mantenimiento de un sitio web desarrollado con WordPress.

Backups periódicos

La mejor manera de protegerse frente a cualquier desastre son las copias de seguridad. Una copia de seguridad nos permitirá reestablecer nuestro sitio web frente a cualquier fallo que lo deje fuera de servicio, ya sea un problema del propio código o algún tipo de ataque.

Existen dos formas de realizar estas copias de seguridad:

A nivel de servidor

En esta modalidad, la copia de seguridad es la más completa ya que, además del sitio web, podremos tener un respaldo de las configuraciones del servidor, correos electrónicos y otros datos que puedan ser de nuestro interés. 

Estas copias de seguridad no deben de almacenarse en el propio servidor, sino en un espacio externo. De esta manera se evita que se pierdan en caso de un fallo en el servidor.

Por lo general, todos los proveedores de hospedaje realizan copias periódicas de sus servidores, pero pocos informan de la frecuencia con las que las realizan. Asimismo, suelen ofrecer un servicio de backup externo que, por poco dinero, permite despreocuparse de realizar estas copias.

A nivel de WordPress

Existen varios plugins que permiten realizar copias de seguridad tanto de los ficheros como de la base de datos. La mayoría de estos plugins almacenan las copias de seguridad en el propio servidor, práctica que no es recomendable, pero algunos permiten almacenarlas en servicios externos como Dropbox o similares.

La periodicidad con la que se deben realizar las copias de seguridad depende de la frecuencia con la que se actualicen los contenidos, así como los distintos componentes del sitio web (plugins, temas o el propio WordPress).

Por lo general, en sitios web cuyos contenidos se actualizan cada una o dos semanas, una copia semanal suele ser más que suficiente y siempre antes de actualizar los componentes del sitio web.

En el caso de los sitios de comercio electrónico, estas copias deben ser diarias.

Actualizaciones de WordPress

Nada es perfecto. Todo es mejorable. Esto es bien sabido por los desarrolladores de WordPress, de plugins y de temas. Por este motivo, se introducen mejoras en el código para mejorar el rendimiento, incrementar las funcionalidades o garantizar la seguridad del sitio web.

En sitios web que utilizan muchos plugins, estas actualizaciones suelen ser frecuentes y deben realizarse al menos una vez al mes.

En ocasiones, las actualizaciones de unos u otros componentes, dado que no suelen ser sincrónicas, pueden generar problemas que hagan que el sitio web no funcione correctamente. Por este motivo, antes de actualizar estos componentes es necesario realizar una copia de seguridad.

Limpieza y optimización de la base de datos

La base de datos de WordPress crece con el tiempo y no solo con los contenidos que añadimos periódicamente. Por ejemplo, mientras redactamos una entrada, se crean de forma automática una serie de revisiones, que son copias antiguas de la misma entrada.

Estas copias se van acumulando con el tiempo y hacer crecer la base de datos con información que apenas suele ser necesaria, lo que lleva a que el sitio web vaya más lento cada vez.

Por este motivo, es importante realizar una limpieza y optimización periódicas de la base de datos.

Verificación anti-spam

El spam son aquellos comentarios que nada tienen que ver con la temática del blog. Generalmente se utilizan para colocar enlaces de acceso a sitios web con contenidos poco o nada recomendables.

La manera de evitarlo es deshabilitar los comentarios en las entradas del blog, aunque esto nos limita la interacción con nuestros visitantes.

Por este motivo, es recomendable colocar filtros anti-spam y verificar periódicamente su funcionamiento.

Otro tanto ocurre con los formularios. Cada formulario en el sitio web debe de contar con una medida de protección anti-spam, como reCaptcha o Honeypot, cuyo funcionamiento debe ser igualmente verificado de tiempo en tiempo.

Comprobaciones de seguridad

A pesar de todas la medidas que hemos descrito, siempre es posible sufrir algún tipo de ataque en nuestro sitio web.

Por esta razón, además de mantener actualizados los componentes del sitio web, es muy recomendable hacer una auditoría periódica de seguridad, además de las copias que ya hemos mencionado.

Comprobaciones del rendimiento y la velocidad

Uno de los factores esenciales para lograr un mejor posicionamiento en los motores de búsqueda es la velocidad del sitio web, sobre todo para dispositivos móviles.

Un control periódico del rendimiento nos puede alertar de posibles problemas de velocidad (imágenes muy grandes, base de datos sobredimensionada, problemas del servidor, etc).

De igual forma, si disponemos de algún tipo de caché, es conveniente proceder a una limpieza periódica y vigilar su funcionamiento.

Comprobación de la rastreabilidad

Es importante que todas o, al menos, aquellas páginas que nos interesen, están en el índice de los motores de búsqueda para que los usuarios nos puedan encontrar.

Por este motivo, se debe de revisar periódicamente el tráfico de nuestro sitio web y detectar si están indexadas todas nuestras páginas web.

Comprobación de enlaces rotos

Cuando creamos un contenido, solemos incluir enlaces a sitios web externos. De la misma forma, podemos crear enlaces internos a otros contenidos de nuestro sitio web.

Es importante comprobar que estos enlaces están activos y que llevan a las páginas con las que enlazan, ya sean de sitios web externos o dentro de nuestro propio sitio web.

De esta forma, evitamos los errores 404 que pueden penalizar nuestro posicionamiento orgánico, además de frustrar a nuestros visitantes.

Comprobación de los recursos del servidor

Por lo general, nuestros sitios web evolucionan para crecer, ocupando cada vez más espacio en el disco del servidor y utilizando más recursos. Esta utilización suele aumentar con la concurrencia de otros servicios, como el correo electrónico.

Debemos revisar periódicamente el consumo de recursos de nuestro servidor por si, en algún momento, estos recursos están a punto de agotarse y proceder a una limpieza o a contratar mejores prestaciones.

Conclusión

Las tareas de mantenimiento de un sitio web no son en absoluto banales y se les debe prestar una atención importante.

Nuestro objetivo suele ser que nuestro sitio web esté permanentemente operativo y en las mejores condiciones para nuestros visitantes.

Por este motivo, es esencial el contratar un plan de mantenimiento ajustado a las necesidades del sitio web, con el fin de tener una información actualizada y tomar las decisiones necesarias para mantenerlo en óptimas condiciones de funcionamiento.

Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Te puede interesar
Por qué contratar con nosotros
No todas las agencias de marketing digital son iguales. Las hay muy tecnológicas, las hay muy orientadas al diseño, las hay pequeñas, medianas y grandes, baratas y caras, vendehumos y serias…
Como determinar las audiencias

Todos hemos visto en películas y series de televisión cómo se establecen perfiles de delincuentes para proceder a su detención. La elaboración de estos perfiles se basa en la detección de determinados patrones de conducta que llevan a la construcción de un tipo ideal de persona con el que se comparan datos de personas reales.

Llegar a la luna con WordPress

Ahora que, recientemente, hemos cumplido el 50 aniversario de la llegada del hombre a la luna, es importante recordar las palabras que, en 1962, tan sólo siete años antes, impulsaron el programa espacial: