Por qué contratar con nosotros

Por qué contratar con wabisabu

No todas las agencias de marketing digital son iguales. Las hay muy tecnológicas, las hay muy orientadas al diseño, las hay pequeñas, medianas y grandes, baratas y caras, vendehumos y serias…
Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Nosotros decidimos crear una agencia de marketing digital de personas orientada a dar servicios a personas. Porque, al fin y al cabo, dentro de cualquier organización, al que le cae el marrón de poner en marcha procesos de transformación digital, de contratar un desarrollo o de ejecutar una campaña de publicidad, es una persona.

Y nosotros estamos aquí para ayudar a esa persona.

En los años 90 no sabíamos que existiría wabisabu

Carlos y yo nos conocimos a mediados de los 90. Él venía del ámbito de las artes gráficas y yo de la ingeniería medioambiental. Ambos recalamos en lo que hoy llamaríamos una start up y que, en aquel entonces, solo era una microempresa tratando de sobrevivir.

Nuestro jefe en aquella aventura es una persona que es capaz de vender frigoríficos en la Antártida, con una capacidad de dejarse arrastrar por procesos innovadores fuera de lo común. Es decir, tenía una innata tendencia a vender aquello que no existía… Luego, nosotros tendríamos que hacerlo posible.

Yo llegué allí en un momento de cambio en mi vida profesional. Después de haber aprendido mucho en el sector de ingeniería, como por ejemplo, a hacer las cosas con el mayor detalle posible y a planificar el trabajo para que todo estuviera correcto en el tiempo previsto.

Había aprendido varios lenguajes de programación y estaba familiarizado con los ordenadores. Siempre había pensado que, en algún momento, los ordenadores dejarían de ser procesadores de texto u hojas de cálculo para convertirse en una herramienta de marketing.

Y llegué a esta empresa con mis fantasías que tuvieron una excelente acogida. El primer ordenador que entró en la empresa fue para mí. Eso, y un software para hacer presentaciones animadas e interactivas.

¡Ah! Interactivas…

Pero, claro. Lo mío no era el diseño. Era capaz de hacer “cosas interactivas” pero feas como el demonio. Y llegó Carlos.

Él venía del “papel”. O sea, que de interactividad, nada de nada, más allá de pasar páginas con el dedo. Y empezamos a aprender juntos.

Comenzamos a producir CD-ROMs interactivos, de aquellos que te regalaban con las revistas y que acababan como posavasos o espantamoscas, algunos más potentes para clientes o kioskos interactivos. Como no había muchas empresas que hicieran estas cosas, nos fue bien y trabajamos con muchos clientes importantes.

Así, fuimos capaces de diseñar una aplicación que era capaz de controlar remotamente un parque eólico, produjimos el primer CD-ROM mixto que se hizo en España, aquellos CDs de audio que incorporaban una pista multimedia o diseñar un videojuego para luchar contra las drogas.

Al final, llegó internet

Tan pronto como llegó internet empezamos a producir sitios web. Yo aprendía HTML, JavaScript y, más tarde, CSS. Luego ColdFusion y PHP. Carlos aprendió a optimizar imágenes y a diseñar sitios web que se vieran espectaculares con navegadores como Internet Explorer o Netscape.

También aprendimos de motores de búsqueda. Por aquel entonces había más de 200 en todo el mundo, con lo que nos tocó aprender a hacer SEO para los más importantes, porque nuestros clientes ya no estaban solos: había otros “early adopters” que también tenían sus sitios web.

Así seguimos durante unos años hasta que las circunstancias personales nos llevaron por otros rumbos. Y el equipo se separó.

La vida en otras agencias

Tanto Carlos como yo, empezamos a trabajar en otras agencias y consultoras, grandes y pequeñas, colaborando con nuevos clientes y manteniendo la mente abierta a las nuevas tendencias. 

El marketing digital se estaba complicando hasta extremos insospechados. Y ahí estábamos nosotros, cada uno por nuestro lado, aprendiendo nuevas cosas, exprimiendo la creatividad a tope y adaptándonos a los cambios.

Yo, por ejemplo, estuve trabajando en un proyecto para poner fotografías en 360º en mapas digitales. Aunque el proyecto fue premio de innovación de la revista Actualidad Económica, no encontramos el canal de comercialización adecuado y el pastel se lo comió Google con su Street Map bastantes años después.

También, hemos conocido muchas personas, buenos profesionales con los que hemos compartido conocimientos y experiencias, tanto en los equipos de trabajo en los que hemos estado, como en los clientes.

Nace wabisabu

Pero, a pesar de esa separación, seguimos colaborando en algunos proyectos, hasta que decidimos que era el momento de dar un salto y crear nuestro propio estilo de agencia: una agencia de personas para personas.

Así nació wabisabu.

Razones por las que debes trabajar con nosotros

Si has llegado hasta aquí, ya habrás intuido la primera razón:

La experiencia

Estábamos ahí antes de que internet fuera una realidad en nuestras vidas. Lo vimos nacer y, como si fuéramos padres primerizos, íbamos aprendiendo según el retoño crecía.

La cualificación

Sí, también tenemos títulos y certificaciones: de Google, de SEMrush, de HubSpot, de UX/UI, de CRO y de más empresas como esas. Porque, además de trabajar, nos hemos ido formando. Podemos empapelar nuestra oficina con todas esas titulaciones y certificados. Pero lo más importante es que todo ese conocimiento, lo hemos puesto en práctica con nuestros clientes.

Los clientes

Con una experiencia tan dilatada, hemos estado en todo tipo de proyectos: pequeños, medianos, grandes e inmensos. Hemos trabajado con pequeñas empresas como un restaurante o una sastrería y con grandes multinacionales como Colgate-Palmolive, Unilever, SGS, Endesa, Cepsa, BP, Herbalife, Kraft Jacobs Suchard, Atento, Telefónica, BBVA, Citroën, Peugeot, Iberia, Meliá Hoteles, AXA, FCC, Desigual y muchas más.

El sentido común

El haber trabajado tantos años con tantos clientes ha reforzado nuestro sentido común. Por esta razón, nuestras propuestas no se basan en la ejecución de grandes presupuestos si la acción no lo requiere. Analizamos necesidades, proponemos en base a realidades y presupuestos, y medimos resultados. Y vuelta a empezar.

Las relaciones

A lo largo de estos años hemos conocido a los mejores. Por este motivo, cuando nuestros conocimientos o recursos no son suficientes para abordar partes muy especializadas, sabemos a quién recurrir.

Podemos darte otras muchas razones, pero es mejor que nos centremos en las soluciones a tu necesidad.

A lo mejor, te apetece charlar un rato con nosotros, cambiar impresiones y ver cómo te podemos ayudar. Si es así, no dudes en contactar con nosotros.

Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Te puede interesar
Como determinar las audiencias

Todos hemos visto en películas y series de televisión cómo se establecen perfiles de delincuentes para proceder a su detención. La elaboración de estos perfiles se basa en la detección de determinados patrones de conducta que llevan a la construcción de un tipo ideal de persona con el que se comparan datos de personas reales.

Por qué es importante mantener tu sitio web

El mantenimiento de tu sitio web es un trabajo periódico de gran importancia. Al igual que ocurre con un vehículo, una puesta a punto periódica nos va a garantizar que nuestro sitio web está operativo en todo momento.

Llegar a la luna con WordPress

Ahora que, recientemente, hemos cumplido el 50 aniversario de la llegada del hombre a la luna, es importante recordar las palabras que, en 1962, tan sólo siete años antes, impulsaron el programa espacial: